Arte y depresión - Dexpresionismo

BLOG

Arte y depresión


Falta el sol, no hay luz y el tiempo es oscuro. Llega el amanecer y con él, la calma, la luz y la esperanza. Se vuelve a nublar, pero aparece un eterno interlineado de diferentes colores, ellos muestran relajación, calma y tranquilidad.

Sí, el tiempo es una de las variantes que influye en el estado de ánimo y el humor del ser humano. Lo mismo sucede con el arte, que inspira, calma y hace soñar y despertar sentidos que se tienen nublados y dormidos por patologías psicológicas. Existe un estrecho vínculo entre la creatividad y las psicopatologías como la depresión.

Diversos estudios desvelan que el arte alumbra y da luz en el túnel de las enfermedades mentales. En la actualidad, la arteterapia es una terapia psicológica qué ayuda a pacientes con depresión. Su origen reside en los años 20 y 30 del siglo pasado. Los estudios de la época demostraron que las personas que sufrían trastornos mentales se solían expresar a través de las artes plásticas.

La arteterapia es una disciplina con una alta expresión artística, la cual ayuda a pacientes tanto a superar problemas emocionales, como a comunicarse y ser más sociales. Contribuye a mejorar el bienestar físico y psicológico de las personas afectadas por depresión, además también sirve para aliviar la ansiedad, crecer en autoestima y autoconocimiento, mejorar la atención y la creatividad. La arteterapia provoca en estas personas la vuelta a la confianza en ellas mismas y lo más importante, ven luz al final del túnel y comprenden que la vida y La Tierra no es recta.

La arteterapia se trabaja con diferentes técnicas de pintura, dibujo, escultura, arte dramático, fotografía, etc. Con estas técnicas se pretende conectar la psicología con el arte y se consiguen resultados sorprendentes.

El mayor beneficio de la arteterapia es la posibilidad que ofrece expresar los pensamientos, los sentimientos y las emociones de las personas a través del arte, siendo una forma de liberación y expresión para comunicarse con el resto del mundo, al igual que hicieron artistas como Van Gogh, Frida Kahlo o Edvard Munch. Asimismo, promueve el autoconocimiento emocional, regula la conducta y reduce las fobias, el estrés, la ansiedad y los diferentes trastornos alimenticios. Con ello, el paciente consigue subir su autoestima de la forma más estimulante y creativa.

Porque la creatividad es justo eso, la capacidad de construir nuevas carreteras y opciones para desarrollar destrezas, de imaginar, memorizar y llegar a unos pensamientos divergentes para vivir la vida con una mayor intensidad, llena de momentos, experiencias y pequeños detalles que hacen ver todo con más color y mayor intensidad.

Y por todo ello nace el Dexpresionismo, un movimiento artístico que une arte y depresión con el objetivo de lanzar un mensaje de esperanza a la sociedad y mostrar que el arte puede ser una de las mejores herramientas para superar la depresión, la gran pandemia del siglo XXI.