Depresión y sueño - Dexpresionismo

BLOG

Depresión y sueño


Dormir es uno de los mayores placeres con los que cuenta la vida. El disfrute de las horas de descanso hace que los días de trabajo o estudio se afronten con un buen rendimiento y con las ganas de desarrollarse en diversos aprendizajes que nos ofrece la vida. Ahora bien, ¿qué hace el cerebro cuando está en tiempo de sueño el ser humano?

Cuando el hombre o la mujer se encuentra en un estado de reposo temporal de sus movimientos, su estado de alerta y su capacidad sensorial, significa que está dentro de sus sueños y sus fantasías y no es consciente ni de la realidad ni del tiempo. En cambio, en esta situación, el cerebro sigue activo y su cometido es regular el equilibrio mental y físico que sólo se logra cuando el individuo está totalmente dormido.

El sueño está basado en dos periodos muy marcados. La primera es la denominada fase lenta y tiene cuatro vertientes que sumerge al ser humano en un estado más y más profundo de sueño. Primero el sueño es ligero, aún se percibe, pero lentamente los movimientos se van calmando y el sistema nervioso desconecta todas las puertas de estímulos y alarmas. De repente, nos encontramos ante un bloqueo sensorial, que, si el individuo despierta, está muy desorientado y en estado de auténtica confusión. Con ello, llegamos a la cuarta y última fase antes de la etapa del sueño REM. En ella comienza un periodo de mayor profundidad del sueño y es donde la recuperación física es completa.

Por otro lado, existe el sueño rápido, o mejor dicho REM, Rapid Eye Movements. Es el momento donde el cerebro relata y cuenta historias, pero también pesadillas. A lo largo de una noche se pueden completar varios ciclos de sueños, y la fase REM es quien cierra el círculo en muy pocos minutos, como mucho en veinte.

¿Cuántas veces no has podido dormir? No poder dormir porque tu mente no dejaba de pensar y dar vueltas y vueltas y las ovejas llegan a ser un rebaño de mil y da igual. A la mañana siguiente no se tiene ganas de nada, pero ¿por qué se sufre esta sensación?

El sueño impacta directamente con la salud, el estado de ánimo y las capacidades físicas, intelectuales y profesionales. Si no dormimos el suficiente tiempo nos sentimos cansados y sin energía, cuando este acto lo convertimos en una rutina y no se descansa las horas suficientes se corre un gran riesgo de contraer problemas de salud y la posibilidad de padecer trastornos mentales aumenta, ¿cuál es el más común? La depresión, la pandemia del siglo XXI.

¿En qué medida la depresión influye en el descanso? Concretamente a la hora de iniciar y finalizar el tiempo de descanso. Quienes sufren la depresión tienden a estar en un estado de alerta constante y el cerebro no para de pensar, como consecuencia se sienten en un estado de cansancio junto a una desgana continua. Además, al no descansar por las noches, se busca en huecos del día el descanso, lo que les genera más estrés, más ansiedad y más preocupaciones.

Casi un 80% de las personas que padecen depresión declaran una elevada alteración en el sueño, según ISS (Instituto del Sueño). Este es otro de los motivos por los que nace Dexpresionismo, un movimiento artístico que el único propósito es dar una salida a la depresión y con ello, un descanso cada noche, un sueño, una aventura, una historia y un nuevo día de energía, motivación y ganas a la vida. También al arte de expresarse como cada uno quiere. Y al arte de soñar.