MANIFIESTO


De la mancha a la línea

1.

El Dexpresionismo no es un estilo ni una temática. Es una vía para dar voz y expresión a muchas personas que padecen o han padecido la depresión.

2.

El Dexpresionismo no es un círculo elitista ni una logia de iniciados: aquí cualquiera puede entrar y hacer su aportación. Dar su poco de luz.

3.

Como verás, este manifiesto no habla de estilos ni de reglas: es la pura libertad de estilo. Libertad creativa total al servicio de concienciar a la sociedad y acabar con el estigma de la enfermedad.

4.

A un artista se le debe exigir un trabajo honesto. El Dexpresionismo es honestidad con uno mismo, con los demás y con las propias emociones.

5.

Las emociones no engañan. Cuando se pasa por una depresión, ponerte en contacto con tus emociones puede hacerte mejor artista.

 

6.

Tenemos un compromiso con quienes sufren la depresión. Dexpresionista es cualquiera que quiera unirse a nosotros. Sin condiciones. ¡Todos sois bienvenidos!

7.

No penséis que el Dexpresionismo habla solo de las sombras de la depresión. Hay mucha luz en la experiencia de quienes luchan por superarla.

El Dexpresionismo es, sobre todo, esperanza.

8.

Aquí no hay superestrellas. Huimos de la individualidad. La nuestra es una labor colectiva donde todos sumamos: artistas, críticos, médicos, pacientes, influencers, amantes del arte…

9.

Libérate. Si has pasado por la depresión, no te ocultes. Cuenta tu historia. Esta enfermedad solo será visible si nos atrevemos a disipar nuestras propias sombras.

10.

No venimos a cambiar el mundo, ni el arte, ni la enfermedad…

Pero no renunciamos a nuestro sueño de que, algún día, sobre la depresión no pesen estigmas, ni prejuicios, desconocimiento ni sombras.

 

Las emociones no engañan. Cuando se pasa por una depresión, ponerte en contacto con tus emociones puede hacerte mejor artista

Ricardo Cavolo