Depresión Postvacacional - Dexpresionismo

BLOG

Depresión Postvacacional


¿Existe realmente esta depresión postvacacional? También llamada estrés o melancolía vacacional. Este síndrome se puede definir como el rechazo o el miedo que padece una persona trabajadora al reincorporarse a su puesto de trabajo. Los síntomas principales que causan esta patología son: dolor muscular, cansancio generalizado, falta de motivación, tristeza, irritabilidad y alteraciones del sueño y del apetito.

Este malestar suele durar entre 2 a 21 días. Si una vez pasado este período, el sujeto sigue con estos síntomas puede generarle trastornos de ansiedad o depresión. Además, se considera que un alto número de trabajadores van a padecer este síndrome. Pero bien, esto a que se debe, ¿a una conducta de personalidad negativa? ¿O al ritmo de vida actual?

La sociedad, las influencias del siglo XXI o los grupos de pertenencia someten a las personas a tomar decisiones que no les hacen feliz. El ser que padece depresión postvacacional es aquel que solo piensa en la palabra “trabajo” y se desmotiva. Tal vez, por una mala decisión del pasado.

Asimismo, los individuos con una personalidad planificadora, fóbica y controladora tienen más posibilidad de sufrir depresión postvacacional. Conductas equivocadas que tampoco favorecen a la hora de comenzar nuevas etapas o momentos de incertidumbre.  Todo depende de cada percepción o cada punto de vista que tenga cada persona en observar su trabajo. ¿Por qué percibir el trabajo como una condena o algo desagradable?

El Dexpresionismo da una vía de escape a la depresión. Hoy, enero y vuelta a la rutina después de la Navidad, ¿y si expresamos este bonito periodo vacacional en arte y Dexpresionimo? Sí, Dexspresionismo da una vía de escape a la depresión. A expresar los pensamientos más profundos a través del arte. Porque el arte es el motor de los sentimientos y de las emociones.

Por tanto, sonríe porque la sonrisa abre puertas. Sonríe y siéntete bien con tu trabajo. Sonríe y crea pensamientos agradables, positivos, motivantes y creativos. Ilusiónate pensando, imaginando y organizando la próxima escapada. Una escapada a la depresión, como el Dexpresionismo.