Depresión y estigma | Dexpresionismo

BLOG

Depresión y estigma


Dr. Mariano Villar
Psiquiatra

Muchas personas consideran que la depresión no es una enfermedad. Bastantes piensan que es una forma de debilidad, que las personas se deprimen porque no ponen bastante de su parte cuando se encuentran mal, como si estar deprimido fuera una cuestión de falta de voluntad y dejar de estarlo se consiguiera solo intentándolo. A las personas con depresión, mensajes del tipo poniendo de tu parte se solucionará les desmoralizan, porque se dan cuenta que no es una cuestión de querer (claro que quieren mejorar) si no de poder. Y ellos no pueden. 

Imaginemos que un conocido nos dice que le han diagnosticado diabetes. No pensaríamos decirle que no es ningún problema, que haciendo un esfuerzo superará la enfermedad y se curará. Tampoco se nos ocurriría decirle que no necesita tratamiento. A muchas personas con depresión su entorno les recomienda  abandonar el tratamiento farmacológicoargumentando que la mejoría depende de ellosDel mismo modo, que tampoco se nos ocurriría decirle a una persona con diabetes que abandone los cuidados dietéticos o de ejercicio, porque todos sabemos que esta patología es una enfermedad potencialmente grave y que podría empeorar significativamente su calidad de vida. Sin embargo, sobre la depresión es frecuente que el entorno del paciente ofrezca consejos, muchos de ellos llegando incluso a ser perjudiciales. Todos consideramos la diabetes como una enfermedad pero en el caso de la depresión, con frecuencia, no se tiene tan claro que lo sea. 

En las enfermedades mentales hay algo que asusta y esto conlleva a que las personas que las padecen en ocasiones se sientan discriminadas. Eso es lo que llamamos estigma, considerar diferente a la persona que tiene una enfermedad mental. A lo mejor, a ti que estás leyendo este texto, la expresión enfermedad mental te causa malestar porque clásicamente se le ha rodeado de un halo de peligrosidad y rechazo. 

Por otro lado, en los últimos años  es común escuchar en el lenguaje popular la expresión “estoy depre”. Parece que esta expresión es bien aceptada por muchas personas, incluso se frivoliza con su concepto. Esta aparente comprensión contrasta con la falta de apoyo que experimentan muchas personas con depresión, que no se sienten entendidas por los demás y así nos lo transmiten: “solo me entiende la gente que ha tenido depresión y los profesionales sanitarios de salud mental”. También nos dicen “preferiría tener cualquier otra enfermedad esta depresión”. 

Para cambiar el estado de la cuestión y conseguir que la depresión se considere como lo que es, una enfermedad debemos implicarnos tanto familiares, allegados como por supuesto los profesionales sanitarios de salud mental. Escuchar a las personas con depresión es más eficaz que darles consejos. Debemos normalizar hablar de la depresión y de las demás enfermedades mentales, hacerlo en nuestro ambiente familiar, de amistades, profesional y si se presta la ocasión en los medios de comunicación que finalmente son los que más opinión generan. Una persona con depresión necesita no ser discriminado ni tratado con benevolencia, necesita ser tratado como lo que es mientras está enfermo, una persona que sufre. 

Escrito por: marcos del llamas