¿Es posible prevenir la depresión? | Dexpresionismo

BLOG

¿Es posible prevenir la depresión?


Dra. Monica David
Psiquiatra

CSM  Hospital Universitario Santa Maria de Lleida

La depresión es un trastorno mental frecuente que puede afectar a cualquier persona, siendo la principal causa mundial de discapacidad, y que contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad. Se traduce en un estado de ánimo negativo, triste, con pérdida del interés por las cosas y una sensación subjetiva de incapacidad para afrontar las demandas del día a día. 

Las personas afectadas viven una sensación de indefensión ante el futuro, de soledad y desesperanza, a veces contemplan la muerte como su única salida. 

Nuestras experiencias vitales y conductas pueden contribuir en un estado depresivo, y al revés, la depresión influye en nuestra forma de ver las cosas, nuestras vivencias y comportamiento. 

Las causas de los trastornos del estado de ánimo no están plenamente definidas. La teoría actual es que factores biológicos, educativos y psicosociales interactúan con los factores genéticos en la aparición de esta patología. A veces no podemos identificar un desencadenante externo para la clínica depresiva, es lo que se conoce como depresiones endógenas. Pero en un gran número de casos, el condicionante externo es identificado y relacionado con el debut de la clínica. Así, estresores cotidianos como las dificultades económicas o una ruptura sentimental pueden desestabilizar emocionalmente a una personasiendo el afrontamiento de los hechos y el soporte externo factores clave en el desarrollo de este trastorno. 

Hay una relación bidireccional entre la depresión y las patologías somáticas. Las personas con trastornos somáticos funcionales (dorsalgias, vértigos, acúfenos, intestino irritable) presentan una mayor prevalencia de depresión que las personas que actúan como controles. También está documentada la influencia del ánimo en el padecimiento de enfermedades orgánicas, y en la recuperación y el pronóstico de dichas enfermedades. 

Al igual que en otras enfermedades, el estilo de vida y nuestros rasgos de personalidad pueden facilitar la aparición de la depresiónConseguir modificar estos factores puede prevenir o aliviar la sintomatología depresiva.  

El estilo de vida es fundamental en el bienestar anímico del individuo. Comer de forma sana y equilibrada, evitar el consumo de alcohol y drogas, dormir suficiente y practicar deporte son factores protectores tanto para patologías médicas somáticas como para la depresión.  

Tener un buen círculo de amistades y disfrutar de una vida social activa, acudir a eventos y llevar a cabo actividades placenteras, son factores positivos para tener una vida más plena y alcanzar un mayor bienestarPor ello, es fundamental evitar el aislamiento social, incluso en los momentos de “bajón”. 

Es fundamental también reducir el estrés en la vida personal y profesional., ya que conviene destacar que la sintomatología clínica más encontrada en el síndrome de burnout es la depresiva. 

Crea un plan de futuro que te motive y te ilusione. Está demostrado que las personas que tienen un propósito de vida viven más y mejor. Pero ten cuidado y ponte metas realistas, alcanzables, que mejorarán tu autoestima y te incentivaran a seguir adelante 

Vive el presente, perdona el pasado, no intentes modificar lo inmodificable. No te reproches decisiones equivocadas tomadas ayer, te usurparán la autoestima y no van a contribuir a mejorar los problemas. Aprende a vivir en la incertidumbre, que es la “esencia de la vida”, no intentes adelantarte al futuro con premoniciones pesimistas del tipo: “hoy estoy aquí…mañana se verá” 

Acéptate tal como eres, no te compares con aquellas que consideras “personas de éxito”, aprende a valorarte y a quererte. No pienses en lo que piensan los demás de ti, céntrate en sentirte a gusto y en disfrutar de tu propio bienestar.. 

Aprende habilidades que te permitan percibir y expresar emociones, comprenderlas y regularlas. Es lo que ahora se conoce como “inteligencia emocional” y hay muchos cursos, seminarios y talleres que te ayudarán a desarrollarla.   

Hay cosas que dependen de ti a la hora de prevenir la depresión, pero no olvides que también puedes solicitar ayuda, Ignora el estigma social o los prejuicios y atrévete a reconocer tu problema, pide ayuda especializada (psiquiátrica o psicológica) si sientes que ya no puedes más y no utilices vías de escape que a largo plazo pueden resultar muy perjudiciales. 

Escrito por: marcos del llamas